EPIGRAFÍA        Numismática        Onomástica        Bibliografia        Mapas       
CITACIÓN:    BDHespSO.08.01, consulta: 03-10-2023

 

 YACIMIENTO:  MUNICIPIO:
 PROVINCIA:      REF. HESPERIA:  REF. MLH:
 DEPÓSITO,N.INV.  OBJETO:   TIPO YAC.:

 

 
Generalidades Texto EPIGRAFÍA Y
PALEOGRAFÍA
Ilustraciones Contexto Arqueológico Bibliografía

 

 FUENTE LEC.: SEPARADORES: Nº TEXTOS:

 LENGUA:    SIGNARIO:    SISTEMA DUAL:
 METROLOGÍA:

 OBSERVACIONES EPIGRÁFICAS:     Ver en ventana emergente  

La tabula no se conserva completa, con lo que tampoco lo es el texto. Por alguna de las palabras que aparecen en él (uela, ueizui), podría tratarse de un texto hospitalario, pero sin que pueda precisarse más. De él se puede decir lo siguiente:
Línea 1: para uela (si es que está entero), cf. uela de Luzaga [GU.01.01, -3].
Línea 2: auzar[---] puede compararse con auzares del Bronce res [SP.02.08] y otras formas relacionadas como auz [SP.02.04], auza[---] [TE.07.01], auzeti [Z.09.01], auzanto [Z.09.03], auzimei [CU.00.02], AVDINVTVM [Z.02.01].
L√≠nea 3: En esta l√≠nea se aprecia en primer lugar un signo en forma de asterisco seguido de ubo+[---]. Para esta √ļltima secuencia se plantea aqu√≠ un doble an√°lisis: que sea la terminaci√≥n -ubos y que, por lo tanto, se tenga que contemplar la posibilidad de que sea un dativo o ablativo plural, del tipo aregoratikubos [GU.01.01, -1] Luzaga de nuevo, akainakubos [Z.09.01, A-9], eisubos [TE.03.01, -7/8], nouantubos [Z.09.01, B-6], uetigubos [TE.04.01] y loukaiteidubos [SP.02.03], seg√ļn lecturas siempre de Ferrer (aqu√≠ en Hesperia se indican las tres √ļltimas como nouantutas, ueti gutas, loukaiteidutas). La alternativa es que la secuencia no sea el final de una anterior, sino el principio de una posterior que estar√≠a en la parte desaparecida, cuyo √ļnico paralelo, de momento, es ubokum, nombre de grupo familiar que aparece tanto en el primero como en el tercer bronce de Contrebia Belaisca [Z.09.01, A-11; B-3] y [Z.09.03, III-16], aunque los restos del tercer signo que se aprecian no apuntan a ku. Tambi√©n se puede pensar en un hipot√©tico *ubos, bien en nominativo, bien en acusativo ubom, bien en genitivo, caso de que hubiese una redundancia voc√°lica, uboo.
El signo en forma de asterisco podría ser una bo trazado de manera deficiente con lo que aparecería una forma boubo+[---], de difícil explicación.
L√≠nea 4: riounu[---]. Al igual que con ubo+[---], parece preferirse la idea por parte de los editores de que de nuevo nos encontramos ante el comienzo de una palabra. A la hora de decidir ante qu√© clase de palabra nos encontramos, prefieren considerar que estamos ante un elemento topon√≠mico. La raz√≥n fundamental es el tipo de texto que considera Ferrer que se reflejaba en el ep√≠grafe, inducido por el soporte, l√°mina de bronce, y las otras palabras que se reconocen y que tienen paralelos en otros documentos, en definitiva de car√°cter hospitalario. Aunque no hay ning√ļn paralelo etimol√≥gico, s√≠ que lo encuentra en su estructura morfo-fonol√≥gica: riounu presenta cierta similicadencia con oilaunu. Aduce una posible base rio-, que encuentra en el galo *riyo- < *priyo-, de posible significado ‚Äėlibre‚Äô, que aunque es m√°s habitual en antroponimia, tambi√©n aparece en alg√ļn top√≥nimo como Riobe en la tabula peutingeriana (hoy Ch√Ęteaubleau). No se cierra la puerta a una posible naturaleza antropon√≠mica, a algunos paralelos onom√°sticos que comienzan por rio- o ria- o que incluso no sea el verdadero comienzo de esta palabra.
Línea 6: ueizui, que aparece de nuevo en Luzaga [GU.01.01, -4]. Dativo singular de *weydos 'testigo, supervisor'.

 OBSERVACIONES PALEOGRÁFICAS:   Ver en ventana emergente  

Alografía utilizada: u1; e3; l1; a1; z2/3 en la línea 2, z1/3 en la línea 5; r2 (en la línea 4 con un doble trazo vertical); bo3; i6; o3; n2 (occidental).
Mención especial merece el alógrafo i6, numerado así por J. Untermann en el signario ibérico levantino y no es muy abundante. Es la primera vez que se detecta en el repertorio celtibérico. Su peculiaridad reside en que resulta muy parecido a la n1 o n2 oriental, pero el trazo vertical se alarga bien en línea recta bien en oblicua para conformar el primer trazo que habitualmente aparece hacia la mitad de la línea descendente de una i. Se documenta sobre todo en Ensérune [HER.02.013, 036, 037, 057, 058, 161, 333]; Pech Maho [AUD.05.03] en zona francesa; y dos veces en [V.10.01], el Abrigo Burgal, en zona edetana.
En cuanto al s√≠mbolo en forma de asterisco, a juicio de Ferrer, est√° grabado con anterioridad al texto, seg√ļn apunta tanto su colocaci√≥n en la l√°mina, centrado en el lateral izquierdo; su colocaci√≥n respecto a las l√≠neas superior (l. 2), consecuente (l. 3) e inferior (l. 4); como por su tama√Īo, aproximadamente el doble que el de los signos. Considera que m√°s que un elemento decorativo o identificativo territorial, quiz√° ser√≠a alg√ļn tipo de s√≠mbolo apotropaico. La comparaci√≥n con el signo de aspecto solar del Bronce Res no sirve de ayuda en este aspecto.


Filtrar:

Registro actual: 1989 de 1989